22 may. 2010

DOS FUNCIONES LA HUACA




A mediados del año 2007 leí un reportaje periodístico sobre un barrio antiguo en el puerto de Veracruz llamado La Huaca. Supe que ahí había una historia que contar y descubrí que en realidad hay muchas de ellas. Una primera investigación y acercamiento al barrio se dieron en ese año. Razones económicas, falta de equipo y otros proyectos pospusieron la intención de filmar un documental sobre el barrio. En febrero del año 2009, se acercaron de la productora Barlovento Films para que les escribiera el guión de un largometraje de animación, proyecto que me tuvo ocupado unos meses hasta que finalmente se canceló para decepción mía. Entusiasmados con la idea de producir, le propuse a Jaime Cruz y Marissa Zuleta de Barlovento films que retomáramos el proyecto de La Huaca. Y en julio de ese mismo año iniciamos la producción del documental después de más investigaciones bibliográficas, fotográficas y de campo. Diez meses después estamos en posibilidad de presentar nuestro trabajo en dos funciones iniciales. el 28 de mayo en el corazón mismo de La Huaca: el Callejón Toña la Negra a las 20 hrs. Y el 3 de junio en el Museo de la Ciudad "Manuel Gutiérrez Zamora" a las 19:30 hrs. están cordialmente invitados.

19 may. 2010

UNA PUERTA AL RÍO


Dice Steven Spielberg que él filma las películas que le gustaría ver en una sala de cine. Quizás en ocasiones yo compro libros que me gustaría escribir. Mientras compraba en un supermercado unos tomates, cebollas, cereales y legumbres diversas, encuentro una mesa con diversos libros de la editorial La otra orilla. Llama mi atención el título de Una puerta al río, traducción del inglés de Memorias de un barco que se hunde del escritor estadounidense Barry Gifford. Preparo un libro inédito cuyo título me liga con el de Gifford y la estructura y manera de presentar esta novela es otro proyecto en espera. Por todo esto, lo añado entre las verduras y vituallas diversas y me lo llevo.
Construído a base de pequeños relatos autobiográficos, conocemos, a través de la mirada de Roy, un niño de siete años, todo un mundo de recuerdos ligados fuertemente a la madre desorientada y al padre en negocios turbios. Así como los continuos viajes por la América de los años cincuenta y sesenta. Textos llenos de imaginación y recuerdos de infancia y adolescencia, en los que Gifford construye una novela que emociona y se queda en el gusto por un buen rato. Compuesta de tres partes, es de llamar la atención la parte intermedia llamada Wyoming, en donde todos los relatos son conversaciones entre la madre y Roy que viajan por diversos puntos de America, llenos de ternura y delicadeza que sorprenden por la sencillez y efectividad de los mismos.
Mientras publico el libro inédito o escribo el libro de relatos autobiográficos, leo este barco que se hunde.

11 may. 2010

TESTIMONIO DE UNA DÉCADA



El Centro Veracruzano de las Artes "Hugo Arguelles" en colaboración con la Unión Estatal de Escritores Veracruzanos, invita este viernes 14 de mayo a las 19:30 hrs. a la presentación del libro Testimonio de una década. Producción literaria de la UEEV, editado por la UNAM.
Comentan Mto. Alejandro Schwartz, José Romero Salgado y Martha Elsa Durazzo.
Lectura de textos Isabel Lorenzo, Patricia Hernández y Jorge Hernández Utrera.
La Compañía de Danza Módulo ofrecerá una actuación con la coreografía de Alejandro Schwartz
CEVART Independencia # 929 esq. Emparán. Brindis de Honor

9 may. 2010

DELINCUENTES

Entiende la acusación en su contra? – le dijo la juez. – Sí, contestó en un susurro. ¿Entiende su derecho a tener un juicio? – Sí, volvió a responder. ¿Está dispuesto a renunciar a ese derecho y declararse culpable? – Sí. ¿De que país es ciudadano? – De México. ¿Entró en Estados Unidos por una garita de entrada? – No. ¿Cómo se declara? – Culpable. Un oficial se acercó y se lo llevó lentamente, con sus tobillos y muñecas fuertemente esposados por una cadena metálica cuyo ruido sonaba por la sala del juzgado de Arizona. Su delito: inmigrante sin papeles en busca de trabajo.

7 may. 2010

DICEN QUE CARVER NO ESCRIBIÓ LO QUE ESCRIBIÓ

Apenas ayer un buen amigo leía en voz alta el borrador de mi libro inédito de relatos y textos varios que busca editor; me preguntó si alguien lo había leído para darme su opinión o revisarlo. Le contesté que aún no lo hacía, pues buscaba una persona de confianza y con autoridad para ello. Mi amigo se ofreció amablemente y le dije que lo pensaría.
Raymond Carver es uno de los dos cuentistas más importantes surgidos en el siglo pasado, y añadan al que quieran. Y que Vila- Matas, Murakami y Auster no se enojen por esta frase. Poseedor de lo que algunos llamaron minimalismo y realismo sucio fue investido por la academia americana de artes y letras. Una muerte a temprana edad nos dejó poca producción de sus literatura. A partir de entonces se iniciaron las publicaciones de poemas, cuentos inacabados, cartas, borradores y listas de compras etc. Todo por obra y gracia de su segunda esposa y su editor Gordon Lish. Y con el argumento de conocer y entender mejor al gran escritor. Que nadie piense sea por razones económicas o de protagonismo. Ahora nos dicen que Raymond Carver no escribió sus cuentos como los hemos leído. Que su editor Lish dejaba 15 palabras donde Carver tenía 25 y le arreglaba los finales. Para eso sirven entonces los editores y las ex-esposas, para decirnos que Raymond Carver no escribió lo que escribió. Y pensar que Roberto Bolaño, dicen, dijo, afirmó, platicó, que Carver era junto con Chéjov lo mejor del siglo pasado. Eso si un editor no viene a decir que no lo dijo. Dejen en paz a los muertos, pues muertos están. Al pobre William Shakespeare también lo traen en la mira, pues dicen que no escribió lo que escribió. Lo mismo dicen de Da vinci, de Cappa y si dejo que me revisen mi libro y le quiten 10 palabras, a lo mejor también no lo escribí.