17 feb. 2014

25 AÑOS EN EL OFICIO


En enero de 1989 publiqué un sencillo volumen de cuentos bajo el título de Fragmento Interior. Aún recuerdo la excitación y el gusto de tener la edición en mis manos, que además contenía unas ilustraciones de un amigo de entonces. Sin darme cuenta cabal de que iniciaba un camino del que no hay vuelta atrás, pues la escritura es un oficio que lo sigue a uno a través de los años. Este próximo 14 del mes de marzo, tendré el gusto de presentar el más reciente libro de cuentos, en el recinto de Casa Principal, cuyo director Cesar Segura, me abre generosamente las puertas. Así sin casi darme cuenta cumplo 25 años en el oficio de escritor. Habrá que celebrar sin duda. 

12 feb. 2014

LAS BATALLAS EN LA MEMORIA



Con el reciente fallecimiento de José Emilio Pacheco, decidí volver a leer su obra más conocida; Las batallas en el desierto. No encontré la edición original en mi desorganizada biblioteca, pero en la excelente edición 18/18 del Fondo de Cultura Económica, dedicada a impulsar la lectura de los jóvenes,  la volví a leer. Cuenta la historia del niño Carlos enamorado de Mariana, la mamá de Jim y cuya acción ocurre en la colonia Roma del año 1948. En esta novela corta, Pacheco narra el enamoramiento sobre el fondo de un México que se va perdiendo en el tiempo, describe lugares de la colonia Roma, canciones y artistas del México de entonces. El ambiente político del periodo de Miguel Alemán y la llegada de los productos y actitudes de Estados Unidos en nuestro país.
A finales del año 1966 mis padres, hermanas y hermanos, llegamos de Tampico a vivir a la colonia Roma de la ciudad de México. En esa época aún se conservaban casas, parques e incluso cines y negocios de aquella época que la novela menciona y otros no mencionados, pero de aquellos tiempos. La avenida Alvaro Obregón y las casas del porfiriato, la plaza Ajusco, la nevería, los cines Morelia, Estadio o Gloria. En estos últimos se podían ver programas dobles como se menciona en la novela, aunque la música que poco a poco acogíamos era el rock y los disturbios del 68 estaban en el horizonte.
La colonia Roma de Las batallas en el desierto ya no es la misma, como tampoco es la misma de mi juventud. Hoy solo me queda, como a Carlos, recordar esos tiempos en nuestra memoria. Y a José Emilio Pacheco también.