31 mar. 2008

ME HE VUELTO LOCO


Existe hoy en día una gran cantidad de literatura de fácil lectura y trama sencilla. Además de una temática sin complicaciones. El poco interés por la lectura, las nuevas herramientas de comunicación como el Internet y los mensajes telefónicos, el lenguaje del cine y la televisión, todo esto contribuye a que buena parte de la literatura se vaya por caminos fáciles, algunas excepciones se dan sin duda alguna, pero son las menos.
En lo personal tengo que reconocer que las obras de larga extensión en mi biblioteca son excepcionales en estos días, leo novelas de más de 500 páginas solo que vengan precedidas de una buena crítica y que por supuesto su tema me interese. Algo de culpa tendrá la influencia del cine en mi vida supongo. O mi tiempo de lectura se acorta, vaya usted a saber.
Pero la literatura siempre aguarda sorpresas, pues de pronto, un libro de pasta roja y gran volumen llamó poderosamente mi atención: Juegos sagrados de Vikram Chandra. Dice la traductora que es “una novela repleta de historias de amor, pérdida, delincuencia, bajos fondos, crimen organizado, espionaje, exilio, ambición, dilemas morales, religión, investigación policial, corrupción, política, idealismo, familia, amistad, lealtad, traición, vidas y muertes. Todo eso... y mucho más”.
Tiene como personajes principales, entre muchos, a un policía de Bombay y un jefe de la mafia. La novela tiene 1003 páginas en español !!!!! Además de un índice de personajes, tiene un amplio glosario sobre los nombres locales.
Creo recordar que hace tiempo busqué de Vikram Chandra su volumen de relatos Love and Longing in Bombay, como una de esas rarezas que me permito en inglés, pero no tuve éxito en conseguirlo. No conozco entonces la obra de este escritor, solo que estudió cine, que su mamá y hermanas son guionistas y que tardó siete años en escribir esta novela, bueno, pues son credenciales suficientes para mi y decido comprar el libro y, programo para mayo su inicio de lectura. A partir de mañana acelero mis tempranas caminatas para estar en forma y, próximamente acometer esta locura de 1003 páginas.

4 comentarios:

  1. ... y después nos dices si merece lapena ir a buscarlo, ¿de acuerdo?
    besicos

    ResponderEliminar
  2. Nada más de sostener semejante peso en mis manos, me doy cuenta de la tarea que me espera. jajaja
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Coincido contigo en que, por lo general, suelo rehuir los libros de tan exagerada extensión. No obstante, siempre hay excepciones.
    Ya nos contarás...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Miguel:
    Ya me preparo para conseguir la mejor condición física para tal empresa de lectura.
    Saludos

    ResponderEliminar