18 oct. 2008

EL OFICIO DE ESCRITOR

Acabo de leer unas declaraciones del escritor estadounidense Nicholas Sparks, sobre sus costumbres personales y las de escritor, que me dejan sorprendido, y a la vez dan una imagen del escritor de best sellers. Confiesa correr diariamente, levanta pesas de manera regular, compite en tae kwon do, asiste a la iglesia y lee unos 125 libros al año. Una novela le toma unos cinco meses concebirla y otros cinco para escribirla. Diariamente se propone escribir 2,000 palabras, trabaja de cinco a seis horas al día, escribe unas 60 palabras por minuto aproximadamente, de las cuales, confiesa, 54 minutos son de ver la pantalla de la computadora y seis minutos para escribir. Ha escrito 14 novelas, la primera de las cuales The Notebook, la vendió en un millón de dólares a la edad de 29 años; varias de las cuales se han llevado a la pantalla de cine y, por si fuera poco, está casado y tiene una familia de dos niñas, tres niños y un perro en su casa en North Carolina. Debo confesar que no he leído ninguna de sus novelas, aunque he visto algunas de las versiones cinematográficas, la cuales no me han impresionado, como sus declaraciones. Me queda la impresión de que hoy el oficio de escritor puede ser comparable al atletismo, donde el mejor preparado se lleva los honores. Me pregunto si mis caminatas por la playa, mi pasión casi religiosa por el fútbol, mis raquíticas lecturas al año, una sola hija y mirar todo el día la pantalla de la computadora, me califican para la competencia. Y sin perro.

3 comentarios:

  1. Pos vaya, la llevo clara José!!!
    No tengo perro, no hago deporte, no tengo tiempo casi de leer, y encima soy ama de casa, trabajadora fuera y dentro y no sé cuantas cosas más...
    ¡Si pensaba alguna vez hacer una novela, lo tengo crudo!
    ¡Me consolaré con un relatillo de vez en vez, que le vamos a hacer!,jejejeje.
    Besicos y bueno, se hará lo que se pueda, ¿n0?

    ResponderEliminar
  2. Supongo que la esposa se encarga de la familia, casa, y todo el etc para que él logre todo lo que declara. Porque de lo contrario, uff..me temo que no.
    Por eso decía la Woolf que las mujeres necesitan un cuarto propio y dinero para lograr lo que los hombres pueden hacer más ràpido.
    Aún así, sigo prefiriendo la nada al todo. Y sin competencias.
    Ja! No soy escritora. Y como soy lectora, pues tendré que buscar algo de sus libros.
    Sigamos caminando...caminando sin tanta prisa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Estamos perdidos, José, estamos perdidos... Si todo eso son requisitos indispensables me temo que no llegaré a nada. En fin. Muchos ánimos, al menos tú paseas por la playa, que algo es algo.

    ResponderEliminar