29 jul. 2009

OCTAVO DÍA





Iniciamos la jornada con malos augurios, pues el pintor con el que teníamos cita no se encontraba en su estudio. Unas llamadas después quedó solucionado y 30 minutos después se presentó. Milburgo Treviño es un artista plástico que pintó un cuadro de buena dimensión sobre Herón Proal, quien fuera líder del movimiento inquilinario de 1922, mismo que se inició en el patio San Salvador. De niño tuvo ocasión de conocer al dirigente, quien le causó tal impresión que años después culminaría con una pintura. Más tarde tuvimos ocasión de entrevistar a una señora singular, de origen chino y que se dedicó a la pesca. Con mucha emoción nos relató sus viajes en lancha en alta mar para pescar la comida que por la noche compartiría en su casa y con los vecinos. Los métodos que empleó y la gran sensación de estar en alta mar pescando. Luego hicimos un alto para comer y reponer energías y más tarde en el mero barrio capturamos algunos momentos del grupo Los Huacalitos que tendrían clase de son jarocho. Y finalmente culminamos la tarde con Doña Benita, una señora de gran corazón, entrañable y quien fuera de las señoras pioneras en ofrecer los platillos típicos de "picadas" y "gordas" en el barrio. Una jornada larga, pero muy aprovechada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario