23 jul. 2011

VERANO NEGRO



El verano en este puerto de Veracruz se dibuja con lluvias nocturnas y sol durante el día. El ambiente es húmedo y la ciudad se llena de turistas que aprovechan las vacaciones. Los lugares de recreo están llenos de visitantes y los restaurantes celebran esta temporada. Las salas de cine exhiben Harry Potter y Transformes por lo que es imposible ver una cinta decente en estas fechas. Solo queda la actitud del ermitaño y disfrutar de la estación en casa. Es tiempo de acometer lecturas atrasadas, libros esquivos por años o buscar literatura de diversión. Me decido por disfrutar un verano de literatura negra o de crimen. El invierno de Frankie Machine de Don Winslow, El camino blanco de John Connolly con su detective Charlie Parker en su cuarta entrega del personaje, El último golpe de Robert Crais y su detective Elvis Cole, y finalmente Piel de policía novela a dos manos de Andreu Martin y Carles Quiílez. A Don Winslow solo lo conozco de referencia con su novela El poder del perro, sobre la violencia del narcotráfico en la frontera con México. Frankie Machine es un violento mafioso chapado a la antigua y hoy en retiro gozando del mar y unos pequeños negocios, hasta que el pasado lo alcanza en su nueva vida. Apenas recién lo termino y me queda la impresión de ser más bien un thriller que se deja leer con facilidad a pesar de algunas situaciones resueltas de manera fácil. Me decido ahora por La piel de policía que combina hechos reales ocurridos en los años 80,s en España con apuntes de ficción literaria. La presencia de Andreu Martin garantiza la trama. Connolly es un escritor serio y su detective Parker es una figura singular y vale la pena seguirlo, será mi segunda novela de este detective. Robert Crais es el típico novelista policial estadounidense cuyas novelas son muy cinematográficas, pero que tiene un par de personajes que han encontrado su público, yo entre ellos.
Mientras los turistas se tienden bajo el sol en las playas y albercas, yo me sumerjo en aguas negras.

1 comentario:

  1. Mmmm. Cada uno elije y me parece bárbaro así nos enteramos. No soy de leer novelas negras, pero gracias por el dato. Otra: no sé como llegué a ti, pero me gusta tu blog. Saludos y encantada de leerte.

    ResponderEliminar