23 oct. 2007

APARATO DE VISTAS

La tarde es fresca, el cielo aún azul espera por la noche, los autos pasan calle abajo y su ruido no consigue apagar el canto de los pájaros.
La vieja casona en las afueras de Zacatlán de las Manzanas, se encuentra casi a la salida de la carretera que lleva a lo profundo de la Sierra de Puebla. Hemos venido a pasar los días de Semana Santa y adentro todos se divierten en diversos juegos de mesa, niños y adultos ríen y lanzan exclamaciones gozosas. Las aves vuelan de una rama a otra, las telas multicolores de las toallas colgadas en el corredor, se mueven por la suave brisa vespertina.
Frente a mi, calle abajo, unos ciclistas cruzan veloces por un recuadro entre los árboles que rodean el jardín de la casa, céleres cual una instantánea; como imágenes de un antiguo aparato de vistas en un parpadeo del tiempo. Actores de un brevísimo corto que se proyecta en el patio ante este solitario espectador de una sala cinematográfica al aire libre.
Es una película que disfruto para mi y que atestigua solamente este espectador. La guardo en mi cineteca personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario