4 nov. 2007

SE BUSCA LECTOR

Este domingo 4 de noviembre termina la Expo Destino 2007 que se lleva a cabo en el puerto de Veracruz en donde prestadores de servicios, artesanos, comerciantes, industriales y artistas,compartimos espacio para ofrecer o dar a conocer nuestros productos y servicios.
En el ámbito cultural hubo espacio para escritores, artistas plásticos, artesanos y músicos. Invitado por el escritor Miguel Salvador Rodríguez, compartí un stand en donde pudimos entablar una comunicación con posibles interesados en comprar un libro. Menudo trabajo ponerse a vender libros en una expo en donde la variedad de oferta, de diferentes productos es vasta.
La experiencia ha sido satisfactoria por varias razones; más allá de la venta de ejemplares de nuestra obra literaria, que la hubo y más allá de lo que esperábamos, la oportunidad de conocer a posibles y actuales lectores, es una experiencia que tenemos en pocas ocasiones.
Lectores que se acercan con curiosidad, casi divertidos de encontrar a dos escritores ofreciendo sus libros, los reservados que no preguntan, solo interrogan con la mirada y se retiran, los lectores con cierta experiencia que sorprendidos de encontrar libros se aproximan, preguntan y compran, satisfechos de lo que encuentan. Los reacios y que necesitan ser "convencidos" de la bondad del libro, los que quieren comprar, pero no pueden hacerlo en este momento y, los experimentados que de inmediato agarran el libro, revisan la cuarta de forros y te preguntan sobre el contenido. Todos ellos, lectores en un país donde la más reciente estadística nos indica que se lee medio libro al año en promedio.
No faltaron los niños, acompañados de un adulto, que se acercaron curiosos a ver las ilustraciones de los ejemplares; uno de ellos, acompañado de su madre, preguntó por el título "La tercera H" novela histórica de Miguel Salvador Rodríguez, se le explicaron los detalles de la obra y se interesó por el contenido, enriquecido con ilustraciones, pues dijo le gustaba la Historia en general, la madre solo sonrío hacia nosotros y ¡se llevó al niño sin decidirse a conprarlo! Que oportunidad inmejorable tuvo esa madre de fomentar la lectura en su hijo y no supo hacerlo. Cuando las estadísticas reflejan tan poca atención a la lectura, solo queda la esperanza que padres, maestros, editores, y especialistas en la materia, hagan su parte en hacer llegar un libro a las manos de los niños y jóvenes de este país.
Por lo pronto, estos dos autores dimos la cara y entregamos a nuestros lectores, el resultado de nuestra pasión por contar historias. Directo del escritor al lector. Muchos días de estos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario