2 jun. 2008

LA MUJER QUE RECUERDA TODO




Jill Price es una mujer de 42 años que es capaz de recordar todo lo que pasa en su vida desde que tiene 14 años edad hasta la fecha. Cuando tenía 8 años su familia se mudó a Los Angeles, y al parecer, esto le causó una gran impresión y su cerebro empezó a trabajar de manera extraordinaria, de tal manera, que desde 1980 hasta la fecha, es capaz de recordar, a que horas se levantó, a quien conoció, que hizo o incluso que comió en un día determinado de su vida. Todos estos recuerdos están almacenados en su memoría y se pueden disparar con una canción, un olor o algún nombre.

Por años permaneció anónima sufriendo en silencio su condición, que dice ella que ha sido más una maldición que una bendición. Sufre de depresión, estress, duerme poco y se decidió a pedir ayuda a un neurólogo, a quien le dijo: "mi memoria es demasido fuerte, es como una película que corre frente a mi y nunca se detiene".

Los científicos han tenido que darle un nombre a su condición: sindrome hyperthymestic.

Escribió un diario de los 10 a los 34 años de edad, detallando todo lo que sucedía en su vida, lo que ha permitido comprobar sus afirmaciones y además la madre confirma los datos. Escribió un libro llamado "The woman who can´t forget" en donde narra su experiencia única.

En ocasiones nos molesta no recordar algunos incidentes, anécdotas, o cosas más cotidianas como el nombre de una calle o el de una persona, para Jill Price, todos estos detalles que incidieron en su vida, los recuerda como si estuvieran pasando ahora mismo. Tanto los buenos recuerdos, como los malos. Y así por el resto de su vida. Impresionante.


6 comentarios:

  1. Si que es impresionante, yo lucho día a día con que no se me olviden las cosas, ni nombres ni nada, pero viéndolo de ese modo, ha de ser muy cansado pensar, pensar y pensar en todos los sucesos de tu vida.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que es impresionante. No conocía el caso. Es como el personaje de Borges. Lamento el sufrimiento que debe implicar sufrir algo así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Debe ser durísimo padecer ese síndrome, más que nada al recordar lo que no le gusta. Todos procuramos olvidar y empezar de nuevo, pero cuando algo perdura puede hacernos mucho daño. Me ha impresionado leer esta entrada tuya.
    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón Desirée; luego andamos tratando de recordar y nos molestamos al no encontrar la respuesta. Pero a ella ha de ser un tormento. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Miguel: La literatura siempre tiene un referencia con la vida misma.
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Nani: Se dice que nuestra memoria guarda vivamente pocos recuerdos y muchos los almacena,, supongo que por salud mental. Imaginar que esta mujer puede recordar todo con algo que lo "dispare" ha de ser terrible. Ya no me voy a enojar porque se me olvidan las cosas.
    Saludos

    ResponderEliminar