23 jun. 2010

ALICIA FLORES primera parte



Alicia Flores nació en Las Choapas Veracruz, ha publicado libros de poesía y recientemente se publicó su novela histórica "Una retratista en la corte de Enrique VIII".

1.- ¿ QUÉ LIBRO TE IMPACTÓ EN TU NIÑEZ?

Tenía cómo 5 años cuando un día de Reyes mi papá me llevó “Las mil y una noches”, en una edición infantil ilustrada bellísima. Recuerdo que mi mamá dejaba la flama del quinqué muy bajita por la noche, y me sentaba a leer en esa luz mortecina, deleitándome con los relatos y las ilustraciones.

2.- ¿QUÉ ESTUDIOS UNIVERSITARIOS CURSASTE?

Hice en Puebla la carrera de Medicina y la residencia de Gíneco obstetricia en el Hosp. De San Alejandro del Seguro Social, salí con el grado de especialista Certificado en Gíneco Obstetricia.

3.- ¿CÓMO FUE TU EXPERIENCIA PROFESIONAL EN PEMEX?

Muy instructiva: en Las Choapas empiezo a tratar a una población femenina fija, el sueño dorado de un profesional de la salud: atender el alma tanto cómo al cuerpo y eso me enriquece no sólo en el plan práctico de destreza clínica y quirúrgica, sino en el de conocer y amar a las increíbles mujeres mexicanas.

4.- ¿CUÁNDO EMPIEZAS A ESCRIBIR?

Hace 6 años, fue en un día de 2004, en ese ínter en que el anestesiólogo aplica el bloqueo peridural a la paciente (tarda cómo 45 minutos) yo me senté en una esquina del quirófano, agarré una hoja blanca y me puse a escribir un poema. La enfermera circulante se percató de ello y después en mi banquito me dejaba una hoja blanca y un lápiz, escribía solamente los días quirúrgicos: martes y jueves, así salió “Naufragio” mi primer poemario.

5.- ¿QUÉ MÉTODO LLEVAS PARA ESCRIBIR?

En mis inicios ninguno, simplemente escribía. Al no tener ninguna escuela literaria no podía llevar metodología. Después que busqué orientación profesional, tuve la fortuna de encontrar a un guía cuyas técnicas de creación literaria, estructuración,
autocomprensión y acabados del texto son invaluables, pero creo que la lección mayor que recibo día tras día de él, es que la Literatura no es un oficio sino un modo de vivir.
La verdad a mí no me importa borrar, reescribir, corregir, cambiar palabras, repasar y repasar hasta el infinito, no llegaré a ser gran escritora pero siento que lo que me salva es que me encanta escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario