22 dic. 2010

FELICIDADES !!!



Para ustedes que visitan amablemente este espacio y se toman el tiempo para compartir letras y emociones, reciban los mejores deseos para que esta Noche Buena la pasen en armonía y paz con su familia y que el Año Nuevo traiga mucha salud y amor en sus corazones. Vaya pues un último post de este año...

La misma noche.-
La misma noche que Emiliano regresó, era la misma noche en que desapareció un año atrás. Aquel 24 de diciembre dijo que iba por las botellas de vino y ya no regresó. La esposa, los hermanos y la suegra lo buscaron y denunciaron su desaparición, pero nunca hubo respuesta. Siguieron entonces con su vida y los hijos se acostumbraron a su ausencia. Hoy ha tocado a la puerta de su casa y la pequeña Pilar le abrió la puerta al grito de Papáaa ! De la mesa y de la sala se levantaron la esposa, los hermanos y la suegra también, y se quedaron en pie sorprendidos de la figura de Emiliano en la puerta. Los demás hijos se acercaron a abrazarlo y lo llevaron a la mesa. Se sentaron en silencio y disfrutaron la Noche Buena todos en familia otra vez. Nadie le preguntó por los vinos.

3 comentarios:

  1. Muchas felicidades, José. Me gustó mucho este relato misterioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que nadie le preguntó por los vinos. Me ha gustado mucho.
    Te deseo feliz año nuevo y que 2011 te depare todo lo que anhelas.

    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen relato, circular y con mucho sentido. Es casi redondo. O quizá es redondo del todo, gracias a su buen humor final.

    ResponderEliminar